Restaurante Montesco

Cálido, confortable y ágil, Montesco apuesta por brindar a sus clientes cocina de calidad y un servicio eficiente que contemple todas sus necesidades. Desde el desayuno a la cena, este elegante restaurante situado al frente del Hotel Palladium, a pasitos del puertito del Buceo, ofrece una experiencia culinaria para satisfacer hasta los paladares más exquisitos.
  1. Inicio
  2. Información General
  3. historia
  4. Dónde dormir
  5. Transporte
  6. Qué Ver
  7. museos
  8. Comida
  9. Restaurante Primuseum
  10. Restaurante Montesco
  11. Bar Facal
  12. Restaurante Don Calvino
  13. La Estacada
  14. restaurante la Creperie
  15. compras
  16. Excursiones

La carta

Con una carta pensada en base a la calidad de sus ingredientes y seleccionando solo los más frescos, el chef prepara un menú donde destacan sus carnes Premium, con los mejores cortes y los pescados fresquísimos, donde alternan pescados como brótola, merluza azul y lenguado, con la pesca del día proveniente del puerto vecino.

La fachada y el clima cálido

Denominado como la célebre familia de la tragedia de Shakespeare, Montesco cuenta con una atractiva decoración minimalista. Dividido en tres acogedores ambientes, las mesas sobre la vereda permiten combinar buena comida con el clima agradable, su confortable deck semi abierto ofrece una alternativa para quienes desean un espacio relajado e íntimo, y el espacio interior, más distinguido y animado, resulta excelente para una comida de negocios o en familia.

Variedad culinaria

La carta orientada hacia la cocina internacional, cuenta con platos preparados exclusivamente en el día, bollería casera y pastas también caseras. Conocedores de que la comida no solo entra por la boca, los platos cuentan con una presentación tentadora que se conjuga con los aromas y texturas, para brindar un verdadero festín de los sentidos. Sugerencias de la casa: el Baby beef y el Salmón, dos platos deliciosos que se prestan para cualquier ocasión. -

Precios

Al mediodía, el ventajoso menú ejecutivo incluye un plato, bebida, postre y café o té, por 380 pesos. Mientras que el rango de precios en los restantes platos, oscila entre 300 y 500 pesos.

La tarde es el momento ideal para las reuniones de amigas, donde el té completo para dos por 590 pesos, destaca entre las propuestas. Y a la noche, el menú a la carta se presta para una cena romántica, en familia o con amigos, en un ambiente inmejorable, supervisado por la atenta mirada de su propietaria, que no descuida detalle para halagar a sus comensales.

La completa carta de vinos incluye una cuidada selección de vinos nacionales e importados, con precios que parten de los 350 pesos.